noviembre 11 2021 0Comment

IAPB cuenta con un nuevo y remodelado patio llamado “bosque en movimiento”

Espacios abiertos donde la naturaleza es uno de los principales protagonistas. Con esta premisa en mente, el Instituto Agrícola Pascual Baburizza (IAPB), establecimiento de educación media técnico profesional, ubicado en la comuna de Calle Larga, Los Andes, junto a Fundación Patio Vivo construyeron un parque dentro del colegio con el objetivo de que se promueva el juego libre, la buena convivencia escolar y el contacto con la tierra.

Fundación Patio Vivo es una organización sin fines de lucro, ubicada en la comuna de Providencia en la Región Metropolitana, que transforma patios de jardines infantiles, escuelas, colegios y liceos, en paisajes de aprendizaje para niños, niñas y adolescentes del país. 

En el caso del IAPB, esta iniciativa llamada “bosque en movimiento”, nace para fortalecer el proyecto educativo del instituto, en relación con el amor por la tierra. Así, se buscó crear espacios para que los estudiantes se sientan acogidos y en contacto con la naturaleza, siendo un lugar de encuentro entre compañeros y compañeras, donde cultiven una sana amistad.

“El actual proyecto del IAPB es un bosque en movimiento, consistente en un parque con plantas, árboles, pasto, y mucha vegetación. Además, cuenta con una gran estructura para que los estudiantes realicen actividad física dentro de su jornada escolar. Así, todos tendrán acceso a espacios naturales”, explicó Ángela Ibáñez, directora ejecutiva de Fundación Patio Vivo.

“Con este proyecto comienza a generarse un espacio alternativo y recreativo que también será un lugar intermedio en el recorrido de los jóvenes internos hacia sus aulas y viceversa. Es un corte lleno de naturaleza, que les invitará a una reflexión y al encuentro consigo mismo”, agregó Carlos Valderrama, director del IAPB.

La iniciativa de Fundación Patio Vivo se desarrolló durante dos años, donde la comunidad escolar participó activamente del diseño, incluso en medio de la pandemia por Covid-19. En aquellas instancias, los estudiantes solicitaban espacios para poder realizar ejercicios físicos al aire libre, por lo que se implementaron barras de calistenia y otros elementos.