agosto 18 2021 0Comment

Instituto Agrícola Pascual Baburizza recibe certificación del IST por el correcto funcionamiento de los protocolos sanitarios ante la vuelta presencial a clases

Un retorno a clases con todas las medidas de seguridad. El Instituto Agrícola Pascual Baburizza (IAPB), establecimiento técnico profesional que cuenta con la especialidad agropecuaria, recibió por parte del Instituto de Seguridad del Trabajo (IST) la certificación “Sello Covid-19”, el cual acredita la correcta implementación y funcionamiento de los protocolos sanitarios ante el actual contexto de pandemia, establecidos por el Ministerio de Salud y la Superintendencia de Seguridad Social.

De esta forma, el establecimiento ubicado en la comuna de Calle Larga, Los Andes, asegura el cumplimiento de las medidas de protección frente a los contagios por Covid-19, contando con una modalidad mixta donde cada estudiante asiste de forma voluntaria.

Uno de los desafíos más importantes durante el periodo de pandemia ha sido compatibilizar los criterios sanitarios con los pedagógicos. El trabajo que hemos desplegado por construir protocolos que protejan a cada uno de los miembros de la comunidad ha sido un esfuerzo adicional que nos sentimos satisfechos de que haya podido ser visibilizado y aprobado por el IST”, expresó Carlos Valderrama, director del IAPB.

Respecto al trabajo técnico en terreno, a los estudiantes se les solicita siempre mantener distancia social al estar en las más de 35 hectáreas que sirven como sala de clases. Se les coloca dispensadores de alcohol gel en los espacios para higienizar frecuentemente sus manos y el uso de mascarillas es obligatorio en todo momento.

“Se adecuaron los protocolos de convivencia y de trabajo en los distintos espacios de manera que la cantidad de personas fuese la mínima. Afortunadamente tenemos un espacio bastante amplio con buena ventilación, que ha permitido un buen trabajo en las áreas comunes, donde nuestros estudiantes trabajan en subgrupos de 8 a 10 personas”, explicó Gonzalo León, jefe de especialidad técnica del IAPB.

Además de este reconocimiento, después de un año de estar cerrado, el IAPB anunció que comenzará nuevamente con el funcionamiento de su internado, en el cual son más de 30 los estudiantes que podrán alojarse durante la semana. Para resguardar la seguridad de todos los alumnos, al momento de ingresar al establecimiento, los jóvenes deberán tomarse un examen de antígenos para verificar que no sean positivos de Covid-19.

“Nos hemos preparado contemplando las medidas sanitarias, sanitizando y fumigando los pabellones para que estén en óptimas condiciones. Por otro lado, cada ingreso que haya de los estudiantes significa una toma de antígenos. En caso de existir casos de síntomas, contamos con una habitación de aislamiento que sirve para situaciones más complejas”, comentó Tamara Farías, coordinadora de Inspectoría del IAPB.

Para el próximo año, se espera que el 100% de sus estudiantes puedan volver a la presencialidad, siempre resguardando la seguridad de todos quienes componen la comunidad escolar del IAPB.