junio 10 2019 0Comment

Estudiantes se adjudican fondos del “Programa Al Cubo” de la PUCV

Cinco grupos de estudiantes del Instituto Agrícola Pascual Baburizza (IAPB) se adjudicaron fondos del Programa Al Cubo de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV). Esta iniciativa apoya proyectos escolares de innovación y emprendimiento desarrollados en establecimientos de enseñanza básica, media, técnico profesional, escuelas especiales y de adultos de la Región de Valparaíso.

Los grupos, conformados por un total de 20 estudiantes pascualinos, desarrollaron proyectos que deberán concretar en un plazo máximo de cuatro meses. Posteriormente serán presentados en la Feria de Innovación y Emprendimiento, que se realizará a fines de este año en la Casa Central de dicha institución de educación superior. Cada iniciativa recibió $200 mil para llevar a cabo sus iniciativas, las cuales deben proponer soluciones a problemas que afectan a la sociedad.

Estos son los proyectos adjudicados por los estudiantes, los cuales fueron liderados por el Especialista de Matemática y Educación Tecnológica del IAPB, Gregorio Vásquez.

La iniciativa Audi-Alzheimer, elaborado por estudiantes de 1° medio, se propuso crear un audífono que contiene información relevante para los usuarios como su nombre, teléfono de contacto y otros datos que consideren relevantes las familias de personas que sufren esta enfermedad.

Otro proyecto se basa en la creación de un dispositivo portátil para desalinizar agua marina. Esta tecnología, propuesta por estudiantes de 2° medio, permite eliminar la sal del agua a través de tres procesos: filtrado, evaporación y destilación. La facilidad para transportar esta tecnología la convierte en una buena alternativa para las zonas extremas del país.

En una línea similar, otro grupo postuló un sistema de riego tecnificado para el Cerro La Virgen de Los Andes. El objetivo de los estudiantes de 2° medio que desarrollaron este proyecto es mejorar el proceso de regadío en esta zona turística y ahorrar agua. Actualmente, el lugar es regado mediante dos estanques que son llenados por los bomberos de la comuna.

AutoRescate es el nombre del proyecto presentado por estudiantes de 4° medio, que contempla el diseño de un vehículo para apoyar las labores de combate y control de incendios forestales. Para ello, cuenta con sensores que entregan información en tiempo real, a través de una aplicación para celulares. De esta forma, esta tecnología mejora la seguridad de los brigadistas que trabajan en la extinción del fuego.

La última iniciativa fue diseñada por estudiantes de 2° Medio y se denomina Anti-Portonazo. Su propuesta es instalar en vehículos diversos elementos de seguimiento y captura de imágenes que son enviados a un celular, a través de una aplicación. Estos dispositivos ayudan a determinar, en tiempo real, a los responsables del robó y en qué lugar se encuentra el automóvil. La novedad de esta idea es que la instalación de los dispositivos es poco invasiva y de bajo costo.